Viajando

Un poco de Edimburgo

6 diciembre, 2015
Edimburgo11_Unablogueraeventual

Fui al castillo de Edimburgo antes de que cerrara. El paseo ascendente desde la Royal Mile a Castlehill fue enérgico y congelado; con el frío mordiéndome las mejillas,daba la impresión de que los pulmones tenían trabajo extra frente al aire invernal. Crucé el puente levadizo, pagué mi entrada y pasé bajo el arco de piedra para enfilar el sendero adoquinado que ascendía por la derecha. Me detuve, junto al Mons Meg, uno de los cañones más antiguos del mundo, y juntos contemplamos la ciudad. Incluso con el frío y una leve neblina, la ciudad se veía impresionante desde allí.

La señorita Jocelyn Butler me dió morriña absoluta cuando la leía desde las páginas de Calle Dublin, el primer libro de la saga On Dublin Street que transcurre en la ciudad de Edimburgo. Esta escena sucede unos días después de Navidad, y coincidiendo con la época en que viajé a esta maravillosa ciudad, directamente me trasladó en el tiempo. ¡Qué frío A!!!!

Esta saga y las numerosas referencias a la ciudad de Edimburgo, me han echo crear “Un poco de Edimburgo”. Quiero volver a sus calles, a su frío… ¡AHORA!.

La historia con Edimburgo empezó de forma curiosa para mi. Acabábamos de comprar los vuelos para nuestro viaje, y un día después o así, E y yo decidimos ver la película Siempre el mismo día. No conocía la película {ni el libro, que más tarde leí}, así que cuando nos dimos cuenta que parte de ella sucedía en Edimburgo, alucinamos.  ME ENAMORÉ, de la historia y de ese ciudad; y las ganas de conocerla se acrecentaron.

Edimburgo2_Unablogueraeventual

Nuestro viaje a Edimburgo fue tranquilo, disfrutando de la ciudad poquito a poquito. Hizo frío, mucho frío, nos lloviznó y casi no vimos el sol… Pero al menos a mí, me gustó tanto… Es de esas ciudades a la que me hubiese encantado ir a estudiar, vivir en ella tres o cuatro años y empaparme de vida y costumbres escocesas. Me pareció una ciudad inspiradora.

Edimburgo4_Unablogueraeventual

Edimburgo3_Unablogueraeventual

Edimburgo5_Unablogueraeventual

Edimburgo6_Unablogueraeventual

Edimburgo7_Unablogueraeventual

Edimburgo8_Unablogueraeventual

Edimburgo9_Unablogueraeventual

Dos cosas me sorprendieron muchísimo de Edimburgo:

  • La primera de ellas es que se trata de una ciudad muy escalonada y a menudo te encuentras distintos niveles. Por ejemplo, estás en una calle, crees que es una calle, pero no, es un puente que está sobre otra calle {es difícil de entender, lo sé…}. O de repente te encuentras otro puente que se mete entre los edificios. Escaleras por allí, escaleras por acá, cuestas y más cuestas…
  • La segunda fueron ¡los cementerios!. De repente te encuentras un jardín cercado que realmente es un cementerio. Puedes entrar, pasear, y son casi un protagonista más de la ciudad. Al contrario de lo que pueda parecer, y para los más aprensivos, son lugares tranquilos que a menudo vienen aconsejados en guías para que no te olvides de visitarlos. Nosotros lo pasamos muy bien 😉

Edimburgo10_Unablogueraeventual

Edimburgo11_Unablogueraeventual

Edimburgo12_Unablogueraeventual

Mimetización total de  A en la puerta de la iglesia del cementerio. TaaAAAaaAAaan genial…

Me gustó muchísimo que en la ciudad se notara mucho el ambiente navideño. Solemos viajar casi cada año durante las vacaciones del 31 de Diciembre, y en muchas ocasiones nos hemos preguntado “¿pero es Navidad?”. Edimburgo no nos decepcionó al respecto. La ciudad presume de tener una de las mejores fiestas del mundo durante los últimos días del año, el Hogmanay: megaconciertos que invaden calles y calles, fuegos artificiales alucinantes y un impresionante desfile de antorchas la noche del 30 de Diciembre. En ésta última toda la ciudad se vuelca: ¡nosotros también lo hicimos! {en la siguiente foto podéis ver el “río” de antorchas sobre el puente}. Así que sí, hay que pensar la opción de Edimburgo como viaje navideño.

Edimburgo13_Unablogueraeventual

Edimburgo14_Unablogueraeventual

Edimburgo15_Unablogueraeventual#TotalLove por el saloncito de nuestro hotel, donde pasamos un Nochevieja genial con uvas españolas y ecocesas, partidas de Trivial con ¡victoria femenina! {o no fue allí?} y mucho, mucho Sinatra. Mejor imposible.

¿Qué aún no la habéis apuntado a la agenda de futuros viajes? Pues me pongo seria y os lanzo las últimas imágenes para convenceros:

Edimburgo_Unablogueraeventual

Edimburgo17_UnablogueraeventualEdimburgo18_UnablogueraeventualEdimburgo16_Unablogueraeventual

Edimburgo19_Unablogueraeventual

Como en este instante no puedo volver, seguiré leyendo la saga On Dublin Street y así volveré a pasear por sus calles. Quiero verte de nuevo, Edimburgo.

¡Aún no me coges, final!:  #40de52

  Mil besos, una bloguera eventual.

Para A: he estado muy tentada a poner “foto-bolsa”. ¡Qué crack!

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Ángela 7 diciembre, 2015 at 20:30

    Tienes mi autorización para la foto bolsa!! Jeje …..me salvó el día!!
    Qué viaje más fríooooo!! Qué frío húmedo más gélidoooo!! Pero un viaje lleno de historia y tradición….una ” Granada “a la Escocesa!!

    Muuuak

    • Reply Una bloguera eventual! 15 enero, 2016 at 11:17

      Que la pongo!!!!!!!!!!!!!!!!!! Que no… Pasamos frío pero lo recuerdo como uno de los más bonitos.
      Besazo!

    Leave a Reply