#NocheBlog2

Mujeres, es nuestro momento

26 abril, 2018
Es nuestro momento_unablogueraeventual

Tenía pensado escribir sobre otra cosa, pero todo me sobra.

Hoy, en muchas ciudades españolas, han salido muchas mujeres a la calle para manifestarse.

#NoesNo vuelve a ser la razón de ello. Mi opinión y el sentimiento que me causa ya lo expresé en mi día con la entrada que enlazo. Hoy, se acrecienta.

El juez ha dictado una sentencia así como “ni pa ti, ni pa mi”. Los culpa, pero sólo serán 9 años. Y a las mujeres nos parece de risa porque: ¿qué se ha de sufrir para que lo llamen violación?

Esa chica fue totalmente denigrada y no lo olvidará en la vida, pero que no olvide tampoco que ella ayudó a unirnos. Yo personalmente, le doy las gracias. Por denunciarlo, por ponerse en el centro del huracán como doble víctima, por seguir.

Un paso más. Ojalá el mundo fuese maravilloso y mágico y a partir de hoy dejasen de existir las violaciones, los maltratos, los abusos. Pero esto es la realidad, y por desgracia, no es algo fácil de erradicar. Pero si cada mujer violada o maltratada, fuese capaz de alzar su voz, perder los miedos y denunciar, sin duda, allanaríamos el camino.

Si los hombres quieren pensar que estamos muy pesaditas con el feminismo, lo siento por ellos.

Creo que a las mujeres nos toca hablar. Es nuestro momento. Exponer lo que nos molesta, lo que nos denigra. No callar más.

El machismo, patriarcado o como quieran llamarlo, está tan enraizado en nuestra sociedad, que el efecto no será inmediato. Las diferencias entre la vida de mi madre y la mía, son abismales. Ojalá la vida de las hijas de nuestras hijas, también sean más fáciles. Está en nuestra mano y nosotras debemos ser las protagonistas de ese cambio.

Educar a los niños y niñas de igual modo, prepararnos y creer en nosotras mismas, saber que somos capaces de hacer todo aquello que nos propongamos, ayudarnos entre nosotras en lugar de juzgarnos y mil acciones más, por muy pequeñas que parezcan, debería ser nuestro mantra. Con respecto a la violencia, que he visto ensalzada en algunas redes sociales, creo que no es el camino adecuado. No todo vale.

Hoy estamos indignadas, pero que este capítulo no nos frene o nos quite la esperanza. Paso a paso, “miguita a miguita”, lo conseguiremos.  Repito, es nuestro momento.

Nota: Foto de cabecera de @paulabonet

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply Isabel G 27 abril, 2018 at 5:59

    Hola María, todo el día el tema me ha tenido mal, no concibo esa lógica absurda sobre la que dicho juez determinó si es o no una violación. Sin embargo, al igual que tú guardo la esperanza gracias a esas valientes mujeres que no han callado y han denunciado estos aberrantes hechos. Hay que seguir con la lucha, empoderarnos y unirnos. Como dices, miguita a miguita lo conseguiremos. ¡Un abrazo!

    • Reply Una bloguera eventual! 27 abril, 2018 at 17:23

      Hola guapa!!
      Tu comentario me ha sorprendido muy gratamente puesto que me dice que estás informada de todo lo que ha sucedido. Me alegra que la noticia traspase fronteras, y si de ella se puede sacar algo (un comienzo a no callarse, por ejemplo), que no sólo sea en España.
      Creo que la confianza en nosotras mismas es importantísima. Una mujer segura es capaz de defenderse en más situaciones. Sin duda, en una situación tan dramática como la de la noticia, la mujer no puede hacer muchas cosas. Pero tal vez, si empezamos a educar a nuestros hijos en la igualdad y el respeto, esa situaciones sean cada vez más aisladas.
      Un beso enorme y muchas gracias por comentar. Nos toca hablar.

  • Reply Lidia Cielos de Papel 28 abril, 2018 at 6:54

    Hace tiempo que nos tocó unirnos, solidarizarnos, alzar la voz, denunciar, no dejar pasar los pequeños detalles machistas que se mantienen y se perpetúan en esta sociedad (en cada una de ellas, aquí, en África o en Sudamérica).
    Hace tiempo que estamos hartas, hastiadas. Al menos, hemos empezado a decirlo, a hablarlo, a expresarnos en contra. No deja de ser un paso adelante.
    Me uno a tu entrada. Aprovechemos esta ola para propiciar el cambio.
    Un beso.

  • Leave a Reply