Cuaderno de viaje

Un libro y el fin del mundo // Algarve III

21 abril, 2019
3Algarve1_unablogueraeventual

Debería ser obligatorio llevarse un libro de viaje.

Debería ser obligatorio elegir ese libro de antemano, de la misma forma que buscas un lugar donde alojarte.

Yo lo elegí hace unas semanas cuando encontré «Nada es casual» de Margarita Rebelo Pinto. Trata de una mujer portuguesa con un buen trabajo y pareja, amante y amor platónico. Me pareció interesante y el hecho de que transcurriera en Portugal, me animó a elegirlo. Pensé que tal vez hablaba de cotidianidades que yo podría ver en mi viaje. Dos o tres días antes del viaje cometí el error de buscarlo en Goodreads y las valoraciones eran tan malas que me desanimé muchísimo.

Me decanté entonces por «La edad de la inocencia» de Edith Wharton. Lo tenía en casa y llevo tiempo con ganas de leerlo.

Y el primer ratito de paz, sentada en una playa, comencé a leer «La edad de la inocencia». Sigue leyendo

Cuaderno de viaje

Casualidades que enganchan // Algarve II

20 abril, 2019
2Algarve1_unablogueraeventual

Esta mañana, cuando llegamos a Loulé, un helicóptero lo sobrevolaba y había hombres de uniforme en algunas de sus calles con las iniciales GNR (Guardia Nacional Republicana: una especie de Guardia Civil a la portuguesa). ¿Qué es esto? Nos preguntamos. Cuando llegábamos al castillo para conocerlo, pasaba la primera moto de una carrera de bicicletas de niños menores de 18 años.

Niños, digo, parecían hombres. Por su velocidad, por no tener miedo. Me pregunté mentalmente por qué no habían mujeres. Podría haber escrito entonces «Niñas, digo, parecían mujeres».

Como si de una publicidad que engancha se tratara, nos quedamos embelesados viendo a ese pelotón pasar, a esos voluntarios pequeñajos indicar curva peligrosa y pitar con su silbato, a ese staff enorme que acompaña a esos ciclistas con coches y más coches con bicis y más bicis sobre ellos.

El padre de Juan Antonio hablaba y hablaba por teléfono contándole a alguien :»Ya veo a Juan Antonio, lo veo, lo veo. Juan Antonio está entrando. Es el que va delante ahora…». Tal vez ese padre venga desde Marbella, o desde Galapagar, dos de las publicidades que hemos visto entre las camisetas. Y entonces E me ha hablado de lo caro que puede ser el ciclismo si no perteneces a un equipo y he pensado en todos esos padres españoles que hoy también estaban en Loulé.

De Loulé me acordaré, pero cuando la describa diré: «aquel pueblito donde vimos entrar la carrera ciclista justo al lado del castillo». Y E me responderá: «me acuerdo». Sigue leyendo

Cuaderno de viaje

De vacaciones // Algarve I

17 abril, 2019
Algarve8_unablogueraeventual

Hoy, por fin, estoy de vacaciones. ¡Cuánto las he pensado!

Para mi las vacaciones significan algo más que viajar. Las tomo como un descanso mental, un descanso total a nivel obligaciones, un paréntesis donde lo único que vale es hacer lo que me apetezca.

Y cómo llevo mucho tiempo echando de menos el blog y ponerme a escribir por aquí, a mi estas vacaciones lo que me apetece es publicar. Así que aquí estoy, con mi portátil a cuestas, y aunque mi propósito no sea contar nuestra ruta o cada detalle de cada pueblo, me apetece hacer un pequeño cuaderno de viaje.

Nunca lo he hecho, así que esto será un total experimento.

No sé lo que publicaré. No sé si publicaré cada día. No sé si escribiré el Quijote o un par de líneas. Pero quiero quedarme con este recuerdo de forma virtual. Sigue leyendo

Reseña

Novela de ajedrez // Stefan Zweig

3 abril, 2019
novela de ajedrez_unablogueraeventual

Conocía, huelga decirlo, por experiencia propia, la atracción misteriosa del «juego de reyes», el único entre todos los ideados por el hombre que se sustrae soberanamente a toda tiranía del azar y otorga sus laureles de vencedor de un modo exclusivo al espíritu, más propiamente dicho, a una forma determinada de la habilidad intelectual. ¿Pero se comete una falta de empequeñecimiento humillante con sólo tildar de juego al ajedrez? ¿No es también una ciencia, una técnica, un arte, algo que se cierra entre esas categorías, como el ataúd de Mahoma entre el cielo y la tierra, una trabazón única entre todos los contrastes: Antiquísimo y eternamente joven; mecánico en la disposición, y, sin embargo, eficaz solamente por obra de la fantasía; limitado en el espacio, geométricamente fijo y ala vez ilimitado en sus combinaciones; desarrollándose de continuo y no obstante, estéril; un pensar que no conduce a nada; una matemática que nada soluciona; un arte sin obras; una arquitectura sin sustancia, y, no obstante, evidentemente más duradero en su existencia y ser que todos los libros y obras de arte; el único juego propio de todos los pueblos y tiempos y del que nadie sabe qué dios lo legó a la tierra para matar el hastío, aguzar los sentidos y poner en tensión el alma? ¿Dónde empieza, dónde termina?

Por fragmentos como éste es un placer leer  a Stefan Zweig.

Buag…

Qué forma tan extraordinaria y maravillosa de hablar-definir el ajedrez.

Qué manera de hacer que aquellos que amamos el ajedrez lo amemos aún más.

Novela de ajedrez cuenta la historia de dos hombres diametralmente opuestos para los que, por motivos muy distintos, el ajedrez termina convirtiéndose en su tabla de salvación. Como si de una novela se tratara { 😉 }, esos dos hombres se encuentran en un viaje en barco desde Nueva York a Buenos Aires y ese trayecto y mucho de lo que transcurre en él, será contado por un maravilloso narrador que interactúa con ambos.

Abro corchete para ese narrador. {Maravillo narrador, diría yo, de esos narradores especiales que saben contarlo todo con una delicadeza extrema, de una forma no completamente objetiva que hace que también lo conozcas a él y se convierta en otro protagonista; de esos narradores que interactúan en la acción y que son incapaces de callarse en momentos de tensión; de esos narradores que te invitan a sentarte allí, en el lugar de la acción, y que te hacen sentirte parte del escenario}.

Sigue leyendo

Amalgama

Esto es un hola de no sé por cuánto

17 marzo, 2019
hola_unablogueraeventual

Llevo toda una semana pensando que esta noche iba a escribir en el blog.

Me lo tomaba como una recompensa. Si hago «esto», escribo en el blog. Si termino «aquello» escribo en el blog. Y cuando llegó el jueves por la noche ya sabía que hoy escribía si o si. Porque me sentía muy satisfecha con lo que había hecho durante la semana, con subidón tras hacer los exámenes de la escuela de idiomas y que me salieran «mas o menos» bien, y con mil ganas de escribir. Como un regalo por el trabajo bien hecho.

Pero ahora estoy aquí y me he planteado escribir o no.

Porque me he sentado a las 8 y estoy realmente agotada. Porque he estado paseando un rato y he vuelto casi K.O. Porque me he puesto a regar las flores y cuando me he dado cuenta, ya era prácticamente de noche.

¿Y ahora me voy a poner a escribir? Pues si, aquí estoy sin a penas nada que contar. Sin profundidad. Vaya, que si no me lee nadie lo entiendo perfectamente porque esto no tiene ni sentido. Simplemente estoy aquí por placer personal, por volver a sentir la acción de ponerme a teclear en el ordenador sobre un fondo en blanco, por organizar mis ideas o pensamientos y plasmarlos, por dejar testimonio de que tengo mil ganas de escribir aunque no consiga sacar tiempo. Y sé que con el tiempo, agradeceré leer esta absurda entrada y además la recordaré con cariño.

Y tal vez de esto vaya esta entrada.

De que esto de escribir en un blog, sobre todo por estos tiempos que está {aún más} en horas bajas, se hace por placer, por amor a escribir, por necesidad de desahogarse. Y ya sólo eso tiene sentido. Y leerlo cuando pase el tiempo es tan satisfactorio como lo que sientes cuando abres una libreta donde escribías citas de un libro cuando eras pequeña, o cuando abres tu diario de adolescente. Igual pero abierto al mundo, porque tal vez haya gente que le guste leer tus sensaciones y reflexiones al igual que le gustaría leer un paquetito de cartas que se encuentra por casualidad en un cajón de un armario.

Sigue leyendo

Mundo Libro

Una de libros

9 noviembre, 2018
Una de libros1_unablogueraeventual

Mi máster de diseño gráfico me dio muchas cosas el año pasado.

También quebraderos de cabeza y agobios mil, muchas noches sin ni pisar la cama por dejarlo todo para el final y muchos nervios cuando me daba cuenta que pasaba el tiempo y no tenía nada porque no me gustaba nada de lo que hacía {que conste que a pesar de todo esto, lo echo de menos indiscutiblemente}. 

Pero si puedo definir el máster con una palabra esta sería INSPIRACIÓN.

Entre mucha de esa inspiración hubieron muchos ejemplos y vídeos proyectados en grande sobre la pared del aula. Y entre ellos, dos «regalitos» que me arrancaron una enorme sonrisa. En cuanto los vi, sabía que lo traería al blog, pero mi gestión del tiempo deja mucho que desear. Desde aquí, besazo enorme a mi profe Ana Moliz, porque sé que ella adora tanto como yo lo que hoy os traigo.

Sigue leyendo

Mundo Libro Reseña

10 libros que puedes leer en menos de una hora {caso práctico}

27 octubre, 2018
Diez libros2_unablogueraeventual

Hola.

Pero qué poco escribo ultimamente.

Hoy traigo algo distinto. El año pasado, concretamente en agosto, estaba hiper mega estresada porque me casaba en octubre. Pero muy extrañamente, una tarde me dio por pensar que ni en broma iba a conseguir el reto de Goodreads de 2017, en el que me había propuesto 55 libros {finalmente lo bajé hasta 45}. Entonces, en un intento de conseguirlo, busqué en internet una lista de libros que me ayudara a intentarlo, que fuesen cortos vaya.

Encontré entonces 10 libros que puedes leer en menos de una hora, y cómo no me había leído ninguno de los títulos de la lista, y además me parecieron muy interesantes porque eran clasicazos, me decidí por ella. Pensé: qué chulo, leo rápido diez libros y encima después puedo escribir en el blog esto que estoy haciendo hoy, hablar sobre qué me ha parecido poniéndola en práctica.

Ahora puedo decir que he tardado un año y tres meses en escribir esta entrada. Primero porque algunos libros se me resistieron bastante; tardé concretamente 1 año en leerlos todos. Y los tres meses restantes… ¡porque tengo que dedicar más tiempo al blog!

Sigue leyendo

Reseña

Asesinato en la oscuridad // Margaret Atwood

25 septiembre, 2018
Asesinatoenlaoscuridad_unablogueraeventual

La historia de la guerra es una historia de cuerpos muertos. Eso es lo que es la guerra: cuerpos que matan otros cuerpos, cuerpos que son matados.

Algunos de esos cuerpos son de mujeres y niños, como efecto colateral, podríamos decir. Lluvia radiactiva, metralla, napalm, violación y ensartamiento, mecanismos antipersonas. Pero la mayor parte de los cuerpos muertos son hombres. También la mayor parte de los cuerpos que producen la muerte.

¿Por qué quieren los hombres matar los cuerpos de otros hombres? Las mujeres no quieren matar los cuerpos de otras mujeres. En general. Que sepamos.

Aquí van unas cuantas razones tradicionales: Pillaje. Territorio. Sed de poder. Hormonas. Subidón de adrenalina. Ira . Dios. Bandera. Honor. Indignación justificada. Venganza. Opresión. Esclavitud. Hambre. Defensa propia. Amor; o el deseo de proteger a las mujeres y niños. ¿De qué? De los cuerpos de otros hombres.

Lo que más temen los hombres no son los leones, ni las serpientes, ni la oscuridad, ni las mujeres. Ya no. Lo que más temen los hombres es el cuerpo de otro hombre.

Los cuerpos de los hombres son lo más peligroso que hay sobre la tierra.

El fragmento anteriormente citado corresponde a una parte de uno de los pequeños relatos literarios que componen Asesinato en la oscuridad de Margaret Atwood. Una auténtica maravilla, ¿verdad?. Aunque tengo cosas que contar…

Se trata de mi primer libro leído de la autora. Inevitablemente fui a la biblioteca buscando El cuento de la criada. Mi intención era leerlo antes de ver la serie. Tal vez en otra vida, porque cuando un libro está de moda, la biblioteca es «ciudad sin ley»: ¿pero cómo lo consigue la gente?. Yo, al menos, jamás. Total, que me decidí por Asesinato en la oscuridad y así empezaba a conocer a Atwood.

Pero no, señoras, no.

Como si no la conociera.

A mi me gustaría ser de esas personas que os hablara aquí del significado de este libro, de las figuras a las que evoca, de su ironía… Pero no, señoras, no; yo no me he enterado de «ni papa». Sigue leyendo

Reseña

Nadina o la atracción al vacío // Marisa Sicilia

15 agosto, 2018
Nadina_unablogueraeventual

Tengo una asignatura pendiente con los libros de Marisa Sicilia. Y es que no sé cómo lo hace pero últimamente tiene el don de publicar justo cuando me ha tocado una de esa rachas de «no puedo con todo». Inevitablemente leo sus libros en cuanto puedo, porque para leer siempre intento sacar hueco y porque «sus libros me llaman», pero para escribir… escribir una reseña es otro cantar, y lo atraso y atraso hasta definitivamente quedarme sin publicar.

Pues hoy vengo a ponerle fin. Para ser justa con los libros que me gustan, y para cumplir con el CDL #deviajeliterario, que aunque mis compis ya publicaron sus reseñas hace muuuucho, aquí estoy hoy para acompañarlas.

Nadina o la atracción al vacío. Resumen exprés: dos hombres, una mujer, una «misión» que los hace encontrarse y todo la historia personal que acarrean cada uno de esos tres personajes.

Sigue leyendo

#NocheBlog2 Viajando

CREO

3 mayo, 2018
Creo_unablogueraevntual6

Creo en la cultura del esfuerzo. Las cosas no caen del cielo, se trabajan.

Creo en eso de fijarse más en lo bueno. No es optimismo, ni indiferencia. Lo tóxico ralentiza y cabrea, al menos a mí.

Creo en decir GRACIAS. Gracias, gracias, gracias. Decir gracias incluso a tu madre. Decir gracias cuando no sabes qué decir. Sí, en esos momentos.

Creo en actuar en lugar de pensar tanto. Llevarlo a cabo, es otra cosa.

Creo en conservar las pequeñas costumbres. Ya sea aprender a cocinar el plato que más te gusta de tu madre para que perdure en el tiempo, no cortarse las uñas los domingos, o ver películas el 1 de enero.

Creo en el poder curativo de la música. Y en cantar.

Creo en la motivación. Es el motor más poderoso.

Creo en la importancia de las pequeñas decisiones. El problema es la duda. En cuanto la decisión está tomada todo es más fácil.

Creo en el ensayo-error. Probar, probar y probar. Si ni pruebas, ¿qué esperas a cambio?.

Creo en los libros. Acompañan, ayudan, enseñan, sorprenden, duelen… Te hacen reír, llorar, viajar, investigar… Los amas, los recuerdas, los regalas, los comentas…

CREO: del verbo creer y del verbo crear. Qué dos bonitos significados encierras.

Sigue leyendo